0 Flares 0 Flares ×
    • 09 MAR 18
    • 0

    Risas y Pachelbel en la UCI

    0 Flares 0 Flares ×

    Relatos de Musicoterapia. La importancia de trabajar con el repertorio personal de cada paciente

    Manuela (nombre falso para preservar su identidad) tiene 84 años y está en la UCI, tras haber pasado por una cirugía. La encontramos acompañada por su esposo y su nieto. Para introducirnos en su biografía musical le preguntamos por sus preferencias y, sin dudarlo, responde: “a mí sólo me gusta la música clásica”. Seguimos indagando para saber qué pieza o autor necesita escuchar en este momento. “Elegid vosotros”, dice, “todo me gusta”. Partiendo de su situación personal, su estado anímico y los datos que nos ha proporcionado el personal sanitario, decidimos empezar con el Canon de Pachelbel, prestando mucha atención a sus reacciones ya que sabemos que éstas pueden ser favorables o desfavorables, en función de los recuerdos que le evoque.

    Pero Manuela no reacciona. Impasible, seria, escucha sin mostrar ninguna emoción. Al finalizar comenta: “muy bonito, si”. Hace un silencio y añade: “para el que le guste, claro, porque esta música ni la conozco ni me agrada. Yo soy más de clásica”. Sorprendidos, preguntamos a qué se refiere exactamente con “música clásica”. “Está claro”, dice, “la copla, el pasodoble y todo eso”. Su marido, su nieto y los musicoterapeutas empiezan a reír ante la confusión que se ha generado, mientras Manuela sonríe con suficiencia.

    A la luz del descubrimiento se le propone “Campanela” de Joselito, y Manuela asiente. En cuanto empieza la melodía, su gesto facial y corporal cambia, se activa y revitaliza. Comienza a cantar y, poco a poco, va recordando toda la letra del pasodoble. Evoca recuerdos, comparte anécdotas, la comunicación familiar se hace fluida y distendida, casi parece que están en el salón de su casa en lugar de en la UCI.

    Queremos compartir esta experiencia por lo bien que ilustra la diferencia del impacto que produce la música en el tratamiento cuando se utiliza una pieza significativa para el paciente con el que trabajamos. En este caso, Manuela conecta con su propia vitalidad, recupera una identidad que va más allá de la enfermedad y la hospitalización (aspectos sanos que permanecen intactos en ella), le permite un espacio de intimidad y familiaridad con su marido y su nieto. Es decir, potencia sus estrategias de afrontamiento y facilita un estado de ánimo que incidirá de forma favorable en su recuperación física.

    Berta Pérez Gutiérrez.

    Si quieres apuntarte al próximo taller de Berta Pérez de Musicoterapia en el embarazo pincha aquí para más información. 

     

    Haz un comentario →

Deja tu comentario

Cancelar respuesta
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×