2 Flares 2 Flares ×
    • 15 FEB 17
    • 2

    Desplomando paredes

    2 Flares 2 Flares ×

    Relatos de Musicoterapia Hospitalaria

    Muchas horas, muchos días, muchas semanas… entre las mismas cuatro paredes. Recibiendo diagnósticos, tratamientos y pinchazos, intervenciones y vendajes, con el cuerpo y el alma maltrechos…

    Entra la música, y se conecta con la morriña, se echa de menos la tierra y las raíces, amigos y familiares que están lejos. A través de canciones populares se encienden corazones y miradas, la nostalgia se hace fuerza, como el árbol que conecta con la tierra que le nutre. Las paredes se desploman y se respira el monte, el musgo, el aire fresco.

    Hablamos del cáncer, de los largos tratamientos, de la frustración de pasar tantas veces por el quirófano, el tedio y el hartazgo… Tocamos juntos, y lo que parecía depresión surge como enfado, y el pandero canaliza el desahogo. El hastío tapaba la profunda fuerza de la rabia…. Que se vacía con la improvisación musical, dejando un hueco a la esperanza.

    Cantamos a Machín y a Nino Bravo, Antonio Molina, Julio Iglesias y Los Panchos… las paredes se desploman, las arrugas y las canas desaparecen, estamos cincuenta años atrás, en un guateque o en la plaza del pueblo. Los ojos brillan, el gesto rejuvenece, el repertorio personal conecta con la propia vitalidad.

    ¿Y el dolor? Cirugías, cateterismos, oxígeno, vías… Gestos contraídos, rictus tensos, heridas abiertas en el cuerpo y el alma. Guitarra, voz y tambor oceánico crean paisajes sonoros sedantes. Las paredes se desploman y estamos junto al mar. Las gaviotas suben y bajan, olemos el salitre y nos mecemos en el vaivén de las olas. De ellas emerge la emoción, las lágrimas asoman, el dolor y la tensión se aflojan… una tregua, al fin.

    Cuánta intensidad a pesar de la brevedad de las sesiones… Cuantas miradas y gestos quedan impregnados en la piel de las musicoterapeutas… Gracias a todas y cada una de las personas atendidas.

    Berta Pérez
    www.musicoterapiaymaternidad.es

    Haz un comentario →
  • Enviado por Claudio De Martino el 26 febrero, 2017, 12:21 pm

    Hola Berta, me parecio muy interesante ,emotivo y poético tu articulo. Comparto muchas de las cosas que has escrito y adhiero a tus observaciones. Sin embargo algo me ha dejado pensando, con respecto a una mas grande especificidad y profesionalidad de la Musicoterapia . A mi me ha faltado ver o leer en tu articulo unos términos mas profesionales y que nos distinga de un musico sensible que va a hacer improvisaciones en el hospital. Tenemos las mismas herramientas, pero nuestro oído y nuestra forma de funcionar debería tener à mi opprima de ver un contexto íntimamente Musicoterapeutico, y mismo si cantamos canciones para abrir muros se deberían escuchar nuestros objectivons terapéuticos detrás. Creo profundamente en el valor de lo que tu has aportado a esa gente en el hospital. Pero pienso que es super importante también para los otros campos profesionales que la Musicoterapia sea percibida como una herramienta terapéutica en si misma y no solo como algo paliativo . Y para eso deberíamos manejar el lenguaje evocador, metafórico y poético pero tambien el lenguaje Medical, técnico y psychoterapeutico. Y esto último me ha faltado en tu articulo. Gracias por todo. Y Recibe mis cordiales saludos
    Claudio De Martino

    Responder →
    • Enviado por Berta Pérez Gutiérrez el 28 marzo, 2017, 12:53 pm
      en respuesta aClaudio De Martino

      Hola Claudio.
      Gracias por compartir tus reflexiones. Estoy completamente de acuerdo contigo en que hace mucha falta incrementar el número de artículos que explican las bases técnicas y científicas sobre las que se sostiene el trabajo de Musicoterapia. Más aún ahora, que parece haber tanta confusión en algunos hospitales acerca de las diferencias entre la labor de los músicos y la de los musicoterapeutas. Pero no era esta la intención de mi artículo… Lo escribí recién salida de toda una mañana de sesiones, impregnada de mil sensaciones que necesitaba volcar, compartir mi experiencia como persona en este entorno profesional. Y eso fue lo que salió.
      Me encantaría poder prometerte que escribiré un artículo riguroso describiendo las bases, objetivos y procedimientos de Musicoterapia Hospitalaria… pero, como decía Mafalda, lo urgente muchas veces retrasa cosas importantes :) Eso sí, recojo la idea y tomo nota!
      Berta.

      Responder →

Deja tu comentario

Cancelar respuesta
2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 1 LinkedIn 1 2 Flares ×